“Propósito número 1: evidentemente, perder diez kilos. Número 2: echar siempre las bragas de la noche anterior en el cesto de la ropa sucia. No menos importante, encontrar un novio amable y sensato, y no seguir estableciendo lazos afectivos con ninguno de los siguientes tipos: alcohólicos, adictos al trabajo, fóbicos al compromiso, mirones, megalómanos, gilipollas emocionales o pervertidos. Y sobretodo no soñar con una persona en concreto que encarna todas estas cualidades. Por desgracia, resulta que se trata de mi jefe, el director editorial Daniel Cleaver. Y debido a diversos motivos injustos relacionados con la fiesta de navidad de este año, sospecho que él no sueña conmigo.”

Comparteix
Share